La mayoría de los proyectos en la industria de la construcción utilizan estructuras de diferentes tipos para mejorar la calidad y la resistencia del edificio. Si bien, los perfiles de acero cuentan con diferentes presentaciones y están ampliamente usados desde el levantamiento de las estructuras, existe uno en particular que se encarga de soportar las cargas de las losas. Las vigas IPR cargan elementos planos hacia las columnas, hasta sus bases en el suelo o cimientos.

En realidad, las vigas IPR son perfiles estructurales utilizados como material de refuerzo en las estructuras. Se caracterizan porque su sección transversal tiene una forma de I, por lo que se le conoce como “Haz” o “Columna universal”. Este tipo de vigas se instalan de manera horizontal para vincular las columnas entre sí, de esa manera se hace un soporte en los pesos mayores, logrando una estabilidad estructural.

Las vigas IPR pueden perforarse y unirse a otros elementos de la obra, con tornillos, remaches, soldaduras, etc. Por lo general, se utilizan en edificios, puentes, remolques, industrias, instalaciones marítimas, etc.